El gran problema de los medios en Internet.

Creo que de todo mundo es sabido que el internet es un lugar lleno de oscuridad y muchos spoilers. La información sesgada en digital tiende a bordear en lo absurdo, en los ataques hacia grupos, en la sobrevaloración de entidades o pensamientos que no dejan que la información pase con un filtro de veracidad y crítica constructiva, acciones fácilmente mermadas por medias verdades y un corto entendimiento de temas actuales y anteriores. Mucho del internet está plagado de estos fenómenos, pero creo que puedo resumir todo esto en un gran problema.

CLICKBAIT.

La gran mayoría de medios tienen muy poca información verificada o tratan cualquier tema de una manera miope y bastante alejada de lo que en realidad se percibe. Por ejemplo, tendencias políticas radicales, una extraña agenda que es “pro justicia social” pero tiende a basarse en factoides y a forzar usuarios a leer muestras guturales de opinión. No es que esté en contra de la igualdad de género, igualdad de etnicidad, respeto a la orientación sexual, gustos, etc, pero en muchos medios se percibe que muchos medios tienden a utilizar mucho el “shock value” para valerse de clicks y tráfico en sus sitios y la información muchas veces es poco consistente con su encabezado o su contenido es muy escueto en cuestión a dominio del tema. En algunos casos hasta el ego del autor, editor o línea periodística del sitio.

El contenido en internet se siente estéril, muchas veces carente de fundamento. Gracias a esto es que plataformas como Medium han cobrado una gran fuerza. Los sitios necesitan subir el nivel de sus publicaciones, captar fidelidad de usuarios, veracidad y neutralidad del contenido. No puede ser que vivamos en un futuro en el cual la poca calidad investigativa y férrea defensa contra la crítica sean quienes muevan lo que consumimos diariamente frente a nuestras pantallas.

Si no pregúntenle a Carl Sagan y su kit de detección de opinión e información basura.

Autor: René Nuila

Nerd, distraído profesional cuando se necesita y un ser más en un país de los chiquitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *